Cuando escogí ser mi mejor amiga

Spread the love

Fue una elección porque reconocí que antes no lo era;

Entendí que no lo era porque no me conocía realmente, y no hay cómo ser amiga de una desconocida.

Entendí que así como para ser amigo, es necesario conocerse, para ser mejor amigo es necesario amarse.

Ese Amor infinito me permitió aprender de mi misma en los momentos difíciles, en vez de culparme una y otra vez, como lo solía hacer.

Me permitió verme en un espejo y amar mi reflejo, pues en el Amor no existen comparaciones ya que para él todos somos iguales, en todo hay belleza.

El amor propio me enseñó a ser fiel a misma, pues no hay peor traición que mentirnos a nosotros mismos.

Ese amor infinito me llevó a decirme sí, a decir que prometo serme fiel en la alegría y en la tristeza, en la pobreza y en la riqueza, en la salud y en la enfermedad. Ser como el Sol que ilumina nuestra vida sin importar por lo que estemos pasando, ser Luz en mi propio camino.

Y esa gran amistad, trae consigo la humildad para reconocer con amor y no con culpa, que si en algún momento llego a faltar a esa Alianza, a esa Unidad, alejándome una vez más de mí misma; el mismo Amor me permitirá perdonarme de corazón por haberme traicionado una vez más, y simplemente me abrazaré y comenzaré de nuevo, y de nuevo; cuantas veces sea necesario, porque el verdadero amor es infinitamente paciente.

<3

 

 

 

 

 

 


Spread the love

4 thoughts on “Cuando escogí ser mi mejor amiga

Qué opinas?