Moda 2016: “Equilibrio”

Spread the love

2016 fue un año en el que muy en el fondo estábamos buscando equilibrio. Un equilibrio entre la vida virtual y la vida física; una necesidad de mantenernos conectados virtualmente pero al mismo tiempo sintiendo falta de una conexión física. Esa conexión que nos permite usar nuestros cinco sentidos. De poder sentir la energía de un abrazo, de una mirada amorosa, de una mariposa posándose en nuestro hombro, en fin, de vivir lo cotidiano que está a nuestro alrededor, pero que dejamos de apreciarlo y sentirlo, por estar cada vez más tiempo en el mundo virtual.

El mundo virtual lo representamos a través de líneas rectas, pues son ellas las que llevan la huella que deja el hombre en lo que hace; pero no me recuerda al hombre en su materia, pues no hay líneas rectas que moldeen su cuerpo; como tampoco me recuerda la naturaleza en sí misma, en donde las líneas “imperfectas” hacen una obra perfecta.

La búsqueda por el equilibrio nos condujo a incrementar elementos de la naturaleza como hojas de plátano, cactus, frutas como la piña, animales como el flamenco, para poder formar una composición que reflejase esa necesidad del mundo físico, del mundo de los cinco sentidos. Una búsqueda por la “calidez del mundo real” reflejada en los elementos que escogimos de la naturaleza: todos de zonas cálidas.

Un poco de historia para entender mejor…

 El protagonismo de las líneas rectas me recuerda los años 60´s. Una década marcada por un acontecimiento histórico: el hombre llegó a la Luna. Es muy interesante ver como esto se reflejó en la moda de la época, en donde el hombre era el centro: prendas con figuras geométricas y cortes muy rectos de las telas.

En contraposición a los 60’s, la década de los 70’s fue completamente enfocada en lo natural. Un ejemplo fue el movimiento Hippie, que tenía una fuerte conexión con la naturaleza.

 

Ese enfoque se ve materializado en estampados de flores, hojas, etc. Telas con caídas desestructuradas que forman ondas (boleros).

En estas dos décadas se ven reflejados en las prendas, los extremos: el hombre como centro y la naturaleza como centro.

En 2016 vimos cómo fue un año en el que en la búsqueda por el equilibrio, usamos elementos de los dos extremos para simbolizar lo que deseábamos.

<3


Spread the love

Qué opinas?